Idea de Viajes Goanda
La Cautiva. La Alhambra
La Cautiva. La Alhambra

Innumerables son las joyas de este tesoro que es La Alhambra y algunas de ellas no están habitualmente disponibles para la mayoría de los mortales

Este es el caso de la Torre de La Cautiva, una de las perlas desconocidas o al menos inaccesibles para la mayoría. Sólo accesible para unos pocos privilegiados, es uno de los máximos exponentes de la decoración nazarí, que permanece cerrada al público y que este mes de mayo para suerte de algunos pocos se podrá visitar.

Este espacio se construyó bajo las órdenes del Sultán Yúsuf I (1333 – 1354) quien también ordenó la construcción del Palacio de Comares, Las Puertas de la Justicia y los Siete Suelos.

La Cautiva. La Alhambra
La Cautiva. La Alhambra

Desde el  exterior no destaca especialmente del resto, pero son sus interiores los que brillan con luz propia, con el que probablemente sea el  espacio decorativo más complejo y llamativo de toda La Alhambra.

 

Se accede a través de un pasadizo que nos lleva a un patio con galerías abiertas por arcos peraltados festoneados en tres de sus lados, co impostas mocárabes. Este patio comunica con una sala cuadrada a través de una arco doble de mocárabes, la cual presenta un artesonado del siglo XIX y unos camarines con balcones al exterior.

Un poema inscrito en la sala, que comienza en su ángulo izquierdo, nos da algunas claves:

«Esta obra ha venido a engalanar la Alhambra;
es morada para los pacíficos y los guerreros;
Calahorra que contiene un palacio
¡Dí que es una fortaleza y a la vez mansión para la alegría!
Es un palacio en el cual el esplendor está repartido
entre su techo, su suelo y sus cuatro paredes;
en el estuco y en los azulejos hay maravillas,
pero las labradas maderas de sus techos son aún más extraordinarias….».
(trad. de Mª Jesús Rubiera)

Seguramente ya habréis estado en La Alhambra alguna vez. Aunque así sea, una nueva visita nuca está demás y más aún con la posibilidad de poder visitar este pequeño rincón.

 

DEJA UNA RESPUESTA