Mis primeros minutos en la estación principal de trenes “UNION STATION”, me hicieron recordar que estaba en la ciudad que ve dormir al Presidente de los Estados Unidos, en esa blanca y gigantesca mole llena de rejas y seguridad, donde también la veo a menudo por una de mis series favoritas “HOUSE OF CARDS”.

Todo ABSOLUTAMENTE todo tiene una forma, una lógica, un horario, una estructura… Como la mayoría de “mis primeros días” en una nueva ciudad que conozco, salgo hacer un reconocimiento del lugar. Con o sin mapa es difícil perderse, al menos desde la estratégica ubicación que escogí, a tan solo 2 cuadras de Union Station.

Recuerdo que después de una torrencial lluvia de verano, salí del hotel a caminar y me di cuenta que tiene una organización casi perfecta, muy amigable para los visitantes.

El capitolio con un fondo rojizo que parecía de postal, en una ciudad que parecía en pausa, POCA gente en la calle es decir mucho. Por mas de 3 cuadras no me crucé con otro ser humano, solo con una pequeña familia de ratones que salían de una alcantarilla para entrar a la próxima.

Por el contrario de muchas de las ciudades de Estados Unidos, la capital de la nación tiene el carácter de sus antepasados, permanece repleto en la rica historia de todas aquellas generaciones que han dejado su huella -Pisando un honrado pasado, pero siempre mirando hacia el futuro-. No tengo duda alguna que su fundador, George Washington, estaría orgulloso por esta gran capital que han creado en su nombre y por supuesto también compartiría esta entrada de blog!

Resumiendo la impresión causada:  Es que tiene una maravillosa y amplia utilización de los espacios, lo cual es perfecto si cuentas con pocos días para conocer sus maravillas, te puedes organizar MAS que bien, ya que ella viene por defecto lista para ser visitada de una manera fácil y amigable, otorgando ademas de organización, gratuidad en sus museos y cercanía entre sus principales atractivos.

El punto neurálgico cultural, también conocido como el “NATIONAL MALL”, distribuido a lo largo de una gran avenida con áreas verdes, descansan de noche y trabajan sin parar de día, una gran cantidad de museos, algunos de ellos considerados como los mejores de todo el país y lo mejor de todo es que son GRATIS. Además de museos, es un gran espacio público donde te puedes encontrar con manifestaciones, carreras deportivas, etc.

Con el Capitolio en un extremo y el Lincoln Memorial por el otro, siendo el centro el monumento a Washington, ese gran obelisco blanco que se ve desde muchos puntos de la ciudad.

Estar a los pies de esa escultura perfectamente hecha de Abraham Lincoln, viendo a mi alrededor que todos éramos una pequeña hormiga a su lado, se me venían a la cabeza una y otra vez muchas de sus frases celebres y las que más me gustan. – Hagas lo que hagas, hazlo bien- Y -Casi todas las personas son tan felices como deciden serlo-. Debo reconocer que este espacio, dentro y fuera me llevo muchísimas horas, ya que cada paso que daba y como fanática de la historia, iba recordando. Bajar esas escaleras que tienen las palabras mas recordadas de un grande de la historia Martin Luther King Jr. – “I Have a Dream” o “Yo tengo un sueño”-.

Puedes dedicar dos días enteros a recorrer museos, haciendo pausas en las muchas áreas verdes que las rodean, incluso haciendo un rico picnic.

Los sitios que visité:

  • Museo Nacional del aire y el espacio; Posee la colección eterna de todo lo relacionado al tema, mostrando en su mayoría ejemplares originales.
  • Museo Nacional de Historia Natural; Arqueología, antropología, maravillas minerales, animales, oceánicas, entre muchas otras.
  • Galería Nacional de Arte; Con miles y miles de obras de arte desde la Edad Media hasta la actualidad, incluyendo mis favoritos del Renacimiento Italiano.
  • Museo del Holocausto US; Este melancólico y angustioso museo, recuerda a las víctimas del Holocausto con apoyo audio visual y objetos entre otras cosas. No recomendado para menores de 14 años.(*)
  • Monumento Washington (*)
  • Lincoln Memorial; El antes mencionado “santuario” de Abraham Lincoln.
  • Memorial de los veteranos de Vietnam; Representa la gran herida dejada por la Guerra de Vietnam, con todos los nombres de soldados muertos.
  • El Capitolio: Si bien no ingresé, pueden reservar una visita guiada gratuita por el edificio (Con bastante antelación).  https://www.visitthecapitol.gov/
  • Jefferson Memorial (Monumento).
  • La Casa Blanca: La recomendación es verla por Pennsylvania Ave. Ya que no pueden pasar coches y puedes tomar una buena fotografía .
  • Dupont Circle: Un barrio de moda, donde se mezcla la vanguardia, diplomáticos y la comunidad gay de la ciudad. Gran variedad de restaurantes, cafeterías, bares, tiendas, librerías, vale la pena patear sus calles, a mi personalmente me gustó muchísimo.

(*) Se debe ir temprano ya que cuentan con un numero limitado diario de entradas, es por orden de llegada y solo puedes retirar entradas para ingresar el mismo día.

La mejor manera de moverse es en metro, donde las tarifas varían según distancias, por ejemplo ir al Cementerio de Arlington, desde Union Station, costó $3,50 USD. En este cementerio, considerado el más grande del mundo, donde ves largas e innumerables filas de lápidas de color blanco, aquí puedes ver las tumbas de los Kennedy, veteranos de guerra,Ya que es un cementerio Militar, mezclando épocas desde la independencia de los Estados Unidos hasta las recientes guerras Afganistán e Irak. Cada una hora puedes ver el cambio de guardia de la tumba del soldado desconocido y desde abril a septiembre cada media hora.

El hotel que elegí, ya pagué con los puntos de mi tarjeta de Crédito, fue el Hotel George, que además de contar con una excelente ubicación, es muy cómodo, moderno y con una oferta gastronómica muy buena a tan solo 2 cuadras de la estación principal de tren y metro. (Considerado un hotel de gama media/alta).

Espero que les haya gustado MIS COMPIS VIAJEROS LECTORES y recuerda que si quieres hacer un aporte a esta entrada de blog, deja tu comentario!!!

 

DEJA UNA RESPUESTA